EL LLAMADO DEL CÓNDOR


AUTOR: CELEDONIA QUEZO TUCO
 Un día el señor cóndor, en lo alto de un cerro nevado, se puso a llamar en voz alta a todos los animales del lugar, diciéndoles:
- Todos vengan aquí, va a haber una prueba, ¡vengan, vengaaan!.
Escuchando eso, aquellos animales que lograron oír el llamado del cóndor, se dirigieron al lugar indicado.
Se presentaron los ratones, los burritos, los cerdos, las ovejas, el zorro, los conejos del campo, la chhuqa, los loritos, el águila, las wallatas, Casi todos los animales estaban presentes, formando un conglomerado, para poder enterarse de qué se trataba dicho llamado.
Uno de los del grupo, el ave liqi liqi asustado exclamo:
-       ¡Que pasa!, ¿Por qué nos están llamando a todos?
Al mismo tiempo los loritos contestaron:
-       Dicen que va a haber una prueba entre el khullu, el gallo y el liqi liqi.
El gallo, el liqi liqi y el khullu y otros estaban presentes allá donde el señor cóndor los esperaba. El Mallku – como
-       Silencio, escuchen lo que voy a decir:
-       El gallo, el liqi liqi y el khullu, que estaban viviendo lejos de los humanos, ahora quieren vivir junto a ellos, compartir sus actividades diarias así como su vida festiva. No sólo eso, sino que quieren dar la voz de anuncio del amanecer.
-       Eso es lo que quieren ellos. Para esto -indica el señor Cóndor:- propongo la siguiente prueba:
-       Los que quieran cumplir este anhelo de vivir con los humanos, deberán despertarse muy de mañana y cantar en voz alta anunciando la hora del inicio de una nueva jornada de trabajo.
Una vez hecha esta indicación, el cóndor se retiró, en majestuoso vuelo, con las alas extendidas, en dirección a su nido.
Al día siguiente el cóndor vio que el liqi liqi se quedó dormido, sin poder cumplir con la prueba y faltando a su palabra. El señor cóndor viendo la falta de voluntad de esta ave, se enojó muchísimo y vociferó:
-       De la cabeza lo pisaré para que sepa ese liqi liqi quién soy yo.
Una vez que se encontraron ambos, frente a frente, el liqi liqi le dijo al cóndor:
-        ¡Ay¡ hoy me dormí, pero mañana cumpliré.
Pero el cóndor, furioso, frunciendo el ceño dijo:
-   - ¡Lo que se habla se debe cumplir!.
Ese mismo día el khullu tampoco cantó, pues lo mismo que el liqi liqi, se había dormido. Furioso el señor cóndor dijo:
-       Se me está burlando este khullu, ahora vera lo que le pasara, ahora conocerá mmm.
Volando el condor hacia el nido del khullu lo encontró dormido , y le dijo:
Quién crees que soy yo para burlarte así, mmm. El khullu respondió aún dormido:
-       Acaso es hoy día. ¡Ah! no sabía. En otra ¿yaaa?.
Aún presa de la rabia por lo sucedido, y pensando que el gallo caería en la misma negligencia que sus congéneres, el cóndor esperó impaciente al gallo, el que muy de mañana empezó a cacarear y a despertar a todos con su canto habitual.
Kiquiriki Kiquiriki.
Entonces el señor cóndor escuchándolo dijo así:
-  Como tú has cumplido con tu palabra, serás el único que viva con la gente. Escuchando estas palabras el gallo orgulloso sacó su pecho, extendió sus dos alas y dando un brinco dijo:
-  ¡Que viva!, ¡Que viva!... Desde hoy, siempre me despertaré al alba.
Una vez tomada la decisión de quién viviría junto con los humanos, el señor cóndor les habló al liqi Liqi y al khullu diciéndoles:
-       Ustedes vivirán en la pampa desolada y en medio del lago por flojos, dormilones y por no saber cumplir su palabra. Y añadió: - Sólo el gallo vivirá con los humanos, porque él pasó la prueba, madrugó y canto.
Diciendo esto el cóndor, levantó vuelo y se alejó hacia las alturas.

MENSAJE:
 El cuento "El llamado del Cóndor" es una manera didáctica e ilustrativa de mostrarnos que, dentro la concepción andina las palabras se cumplen Por otro lado, el ser flojo y dormilón implica en esta cosmovisión, una sanción que nos remite a la valoración del q'apha wayna que significa "hombre ágil", virtud muy apreciada por los abuelos aymarás.
Las principales reflexiones que entraña este cuento, son las de que se debe cumplir con el compromiso verbal - el relato oral es siempre una acción didáctica- y también de que es preciso convivir armónicamente entre todos los que vivimos en esta tierra, sean hombre o animales.


Con la tecnología de Blogger.