NUEVAS TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN: ¿BENDICIÓN O MALDICIÓN?


Por: Raul Catari Yujra*

Los adolescentes y jóvenes desarrollan su vida diaria bajo el influjo permanente de las nuevas tecnologías de la información y comunicación. Los juegos en red, películas, mp3, mp4, internet, celulares, televisión por cable y otras actividades electrónicas ocupan casi el 80 por ciento de su tiempo. Todo ello, afecta en el resto de sus actividades como el trabajo, educación, familia, desarrollo personal e interacción social. Vale decir, las tecnologías de información y comunicación modernas están generando niños y adolescentes egoístas, sumisos virtuales y demasiado ensimismados en su mundo. El adolescente de hoy con todas sus particularidades conoce teóricamente el mundo mediante el internet más que sus padres y abuelos.  

Atrás quedaron los trompos, bolitas, voladores, salta y salta, pesca pesca, excursiones, compartimientos sociales,  fútbol de calle, entre otros juegos vigentes hasta hace una década. Ahora, los niños y adolescentes (incluso jóvenes) disfrutan de los juegos en red malgastando horas y horas de su tiempo y talento. Es cierto que todo cambia, pero uno no puede creer cómo los niños mediante las computadoras adormecen su cerebro. Sabemos que existirán personas que defenderán la idea de  que estos juegos desarrollan la inteligencia de los niños. Pero es todo lo contrario, cuando se exceden y se convierten en marionetas sin conciencia.. 

Es cierto que las NTCS proporcionan utilidad a los diversos consumidores como el de producir conocimientos mediante webs, blogs y redes sociales, pero también deshumanizan a la niñez y adolescencia. En otras palabras, la tecnología es un bendición y maldición al mismo tiempo. Es como una espada de doble filo. Por ejemplo, la información y la ciencia históricamente fue reservada para los bueyes intelectuales que detentaron el poder económico y por tanto el poder político.  Pero, llegó el momento de utilizar positivamente estas herramientas que nos ofrece la tecnología en pro de mejores condiciones de vida.       
Con la tecnología de Blogger.