EL SUBRAYADO

AUTOR: RAUL CATARI YUJRA

 ¿Qué es el subrayado? Es una técnica de estudio o aprendizaje para resaltar las ideas más importantes de  una estructura de texto. Se utiliza para resaltar o destacar ideas centrales, primarias, secundarias y detalles de los libros de texto impreso o digital. Es un recurso o estrategia que ayuda a clarificar y comprender los conocimientos expresados en el texto.

¿Por qué es importante subrayar?  Te mantienes despierto y concentrado y evitas leer de nuevo. Las ideas que subrayes te servirán para construir tu esquema, cuadro sinóptico, mapa conceptual, mapa mental y otros. Es decir, la base de las diferentes formas de resumen es el subrayado. Además, si subrayas recordarás fácilmente las ideas principales y secundarias de un texto.

¿Cuándo tienes que subrayar? Cuando captes, asimiles o entiendas el texto, sino no sabrás qué resaltar, remarcar o destacar. Es decir, no podrás distinguir las ideas centrales de las primarias y secundarias. En otras palabras, tienes que subrayar después de la segunda lectura. Aunque hay algunos que subrayan en la primera lectura, esto ocurre dependiendo al grado de dominio del vocabulario. Y sólo tienes que subrayar cuando el libro es tuyo. Aurelio Crisologo (2007), dice que entre los errores comunes que cometen los estudiantes es subrayar muy poco [o nada] o demasiado. Subrayar libros ajenos o de biblioteca (:184-188). 

¿Qué tienes que subrayar?  Las ideas o puntos principales de una estructura de texto. Las palabras más importantes. Las palabras clave. Los ejes o hilos conductores. Dicho de otro modo, no tienes que subrayar artículos, conjunciones, preposiciones (solo en caso utilidad), sino solamente verbos, sustantivos, adjetivos, fechas y nombres propios.

¿Cómo tienes que subrayar? Para este cometido puedes emplear cualquier tipo de símbolos y signos ortográficos. Es decir, puedes usar asteriscos, corchetes, líneas simples o dobles, líneas onduladas, círculos, cuadros, imágenes al costado de las páginas, interrogaciones, exclamaciones,  líneas y flechas tanto verticales como horizontales. Por ejemplo, si te interesa todo el párrafo puedes hacer un trazo o línea vertical. Y para las ideas principales puedes usar líneas horizontales (–––––––) y para las ideas secundarias puntos suspensivos también en forma horizontal (……………….) y los nombres y fechas puedes encerrarlo en un cuadrado o círculo. Al momento de hacer subrayados lineales utiliza siempre una regla pequeña o un pedazo de cartón. Cuando subrayes utiliza marcadores, lápices o bolígrafos de colores, o simplemente lápiz para no maltratar las hojas. Ahora, mientras subrayas el texto también puedes ir anotando en sus márgenes o pies de página comentarios, resúmenes, dibujos, notas, acotaciones o dudas para conseguir mayor y mejor comprensión. Además, en estos espacios  puedes anotar palabras claves del párrafo, síntesis del párrafo o signos de interrogación para luego consultar con el diccionario o profesor. Estas acotaciones o notas marginales como herramienta auxiliar al subrayado también lo puedes utilizar en la computadora al revisar o leer algún documento.

En síntesis, el subrayado es una técnica de estudio para resaltar, destacar o remarcar las ideas más importantes de un libro, periódico, revista, manual, entre otros. Se utiliza para resaltar, descubrir o destacar ideas centrales (palabras ejes) primarias o secundarias de cierta estructura de texto impreso o digital.
Con la tecnología de Blogger.