CÓMO EVITAR QUE LOS NIÑOS NO DIGAN GROSERÍAS

Por: Ninfa Fabiola Apaza Velasquez
A nadie le gustan las malas palabras y muchos menos si las groserías son pronunciadas por un niño. Aún así, quizá para ser gracioso, para llamar la atención o bien por simple curiosidad, los peques se atreven a desafiarnos con esas malas palabras tan feas y desagradables.

¿Qué deben hacer los padres cuando escuchan a sus hijos decir groserías? Para comenzar, hay que evitar reírse aún cuando la grosería resulte graciosa pues esto generará satisfacción en el niño y repetirá la acción. En el caso de que el niño pronuncie la grosería sin noción de lo que está diciendo y tan sólo porque se trata de una palabra nueva, intenta que la reemplace por otra palabra nueva.

Enseña a tu niño a evitar las palabras malas evitando los enojos y con paciencia. Si a pesar de las explicaciones continúa mencionándolas, prueba quitándole privilegios, dejándolo solo para que piense durante un momento o impide que vea televisión.

Hay que estar atento a los programas que miran en televisión, pues, existen muchas palabras nuevas que las escuchan allí. Si repite una palabra que has dicho tú, entonces, explícale que no debe decirla, pues, sus padres se han equivocado al pronunciarla.



Con la tecnología de Blogger.